Design Thinking

El design thinking es una forma de pensamiento muy utilizada por los diseñadores, para encontrar la solución de un problema o crear algo nuevo.
Lo que llama la atención en el proceso de design thinking es vivirlo, pues la experiencia es muy diferente a lo que la gente está acostumbrada a presenciar en la rutina de una empresa. Se puede realizar en 1 día de inmersión, pero dependiendo del tema, los participantes eligen profundizarse en alguna etapa que sienten más necesidad, por varios días. Es esencial el no juicio entre los involucrados. Se debe dejar la teoría de lado, poner la mano en la masa y realizar prototipos.
Las etapas del design thinking están en vídeo arriba.

La herramienta Visual Thinking, también es una manera para tener las ideas claras, a través del pensamiento visual. Cualquier persona que tenga un lápiz en las manos y un papel en blanco delante, hará algunos garabatos. De esa manera simple, las personas que “garabatean”, consiguen poner sus ideas en el papel, lo que facilita ponerlas en práctica después.
Visual Thinking dentro del proceso de design thinking, ayuda a estructurar la información, expresar una idea, permitir el error y garabatear por encima. No necesita ser un experto en el dibujo, basta con hacer símbolos, palabras, usar post-its, imágenes, etc. Estos elementos ayudarán el pensamiento a fluir y conseguimos organizarlo para tener claridad a la hora de hacer.

El vídeo arriba, fue realizado a través de la Facilitación Gráfica, como el propio nombre dice, ayuda a comunicar una idea, a través de una narrativa con dibujos y palabras. Puede ser realizado en diversos formatos, dibujando en vivo o grabado, en reuniones, charlas y cursos.